Seguramente te ha pasado que sueñas con echarte un chapuzón en las aguas turquesa de la Riviera Maya y cuando por fin tienes la oportunidad de hacerlo… WTF!? ¿Por qué parece que toda el alga del mundo está en las playas de Playa del Carmen?

Vamos entendiendo la situación, tal cual es:

Esa alga que vemos desde hace ya varios meses en nuestras hermosas playas es conocida como sargazo y originalmente se decía que proviene de la región conocida como Mar de los Sargazos, la cual es una concentración de algas de millones de kilómetros cuadrados de longitud, localizada en el Océano Atlántico, cerca de la península de Yucatán. Sin embargo, estudios más recientes concluyen que el origen no puede ser determinado con exactitud, debido a que puede ser una combinación con otras algas provenientes de Brasil y ciertas regiones del Caribe.

Las corrientes marítimas desprenden enormes masas de alga y la dirigen al Caribe. Debido al cambio climático provocado por el calentamiento global, el fenómeno ha aumentado en intensidad y duración, provocando la acumulación diaria de sargazo en las playas, misma que da un aspecto no muy bueno y ni qué decir del desagradable olor que emana al descomponerse bajo el intenso sol caribeño. Según el biólogo Héctor Alafita, en un artículo para Sustentur (que puedes leer completo aquí), existen numerosos estudios que demuestran científicamente que estos grupos de sargazo, son muy importantes para muchos organismos que los ocupan como refugio o sitios de alimentación. Por otro lado, el ecosistema y los ciclos naturales también se ven afectados, como la temporada de anidamiento de tortugas, ya que se sabe de casos en que estos animales encuentran dificultad para llegar a la playa y las crías libran una lucha aún más difícil que antes para regresar al mar. En el aspecto social, por supuesto, tanto turistas como locales se sienten repudiados al querer disfrutar de las playas y encontrarse con el fenómeno. También se sabe de casos de irritación dérmica por el contacto continuo al nadar en las playas del Caribe.

Sargazo en Playa del Carmen - Viva Playa

¿Qué se hace en Playa del Carmen para combatir el problema?

Ante la fuerza de la naturaleza siempre hemos estado rebasados y el cambio climático impide hacer pronósticos acertados sobre cuándo dejará de llegar sargazo a nuestras playas. A pesar de que hace la primera vez que te contamos del sargazo fue en abril, es apenas en esta temporada vacacional que las autoridades han comenzado a tomar acciones para limpiar las playas, debido al impacto que ha tenido en la imagen hacia el turista. Lo único que se ha logrado hacer es recolectar y enterrarlo en la misma arena. Al cabo de unos meses, se habrá degradado en la misma arena, preservando las playas de la erosión. El problema es que el sargazo no llega solo sino acompañado de miles de trozos de plástico y otros desechos, mismos que eventualmente serán parte del ecosistema y los animales marinos se alimentarán de ello, así que estarán hasta en tu sopa o en tu cocktelito de camarón para la cruda. ¡Qué asco!

Más por motivos estéticos que ecológicos, el Gobierno tiene programas permanentes para la limpieza con maquinaria y cuadrillas y recientemente lanzaron una campaña en la cual se autorizó un presupuesto para ofrecer trabajos temporales y apoyar en la limpieza, pero la fuerza de la naturaleza impide que los trabajos sean efectivos o de larga duración. Algunos hoteles y resorts de playa también organizan grupos de trabajadores e incluso huéspedes para apoyar en el esfuerzo. En cuanto a la población local, se han organizado cuadrillas de voluntarios para recolectar y enterrar el sargazo. En algunas playas ha sido tal la acumulación que ya es imposible enterrarlo, pues al escarbar se encuentran con que ya está lleno del mismo.

Sargazo en Playa del Carmen

¿Se puede evitar?

No podemos combatir a la naturaleza sino adaptarnos a ella y “ayudarla” a entrar en equilibrio. El calentamiento global es una triste realidad provocada por nosotros mismos, así que para poder coexistir con el planeta hay que cuidarlo de la forma más básica: reciclando, reutilizando. Con suerte el planeta sienta que no queremos abusar de él y comience a equilibrarse.

Entonces… ¿Qué podemos hacer para combatirlo?

Lo más importante siempre es estar bien informado y como locales nos corresponde primero entender el problema para así “educar” a los turistas que nos visitan. Si el problema es visto como lo que es –un fenómeno natural- y les hacemos entender que es consecuencia de nuestros actos como sociedad, es posible que dejen de verlo como algo “feo” y comiencen a cambiar sus hábitos. Tal vez no sea una solución a corto plazo, pero eventualmente mientras más gente sea consciente, tal vez podamos ayudar a que el Planeta se equilibre de nuevo.

No tires basura de ningún tipo en las playas y menos en el mar; siempre carga una bolsa para recogerla.

Si estás en la playa y no te da asco (no seas fresa, no pasa nada si lo tocas), junta un montoncito en el área donde planeas estar, esto facilitará de alguna forma el trabajo de las cuadrillas especiales.

Hazte escuchar. Si disfrutas de las playas públicas es muy probable que descubras que las cuadrillas de limpieza no han pasado por ahí en días- Las razones pueden ser varias, pero mientras más presionemos, mayor importancia se le dará al asunto. Usa tus redes sociales y exige que se haga un esfuerzo mayor (estás en tu derecho, porque tú les pagas).

¿Qué otras medidas se te ocurren para cuidar nuestras playas?

¿Qué uso crees que podría darse al sargazo?

Fotos obtenidas de sipse.com

Facebook Comments

X