A los locales que vivimos en la Riviera Maya también nos encanta disfrutar de nuestras bellezas naturales. Un ejemplo de ellas es el espectacular Cenote Azul, una maravilla refrescante que podría visitar cada mañana. 

Al llegar

En una zona un poco recóndita, un señalamiento con letras pintadas a mano te recibe al llegar. Al adentrarte, un sendero rodeado de naturaleza selvática te guiará hasta descubrir las frescas aguas de esta hermosa maravilla natural. En este camino puedes escoger diferentes lugares para sumergirte y disfrutar el día desde el área que más te guste. 

Al encontrarte con el Cenote Azul podrás darte cuenta de que es como una pequeña y acogedora alberca natural al aire libre. El agua es cristalina y muy fría, pero al ser un cenote abierto, los cálidos rayos del sol te acompañan siempre para nadar agusto. 

Tiene una cueva que no es muy grande donde habitan estalactitas y estalagmitas. Por encima de esta se encuentra una zona con rocas. Al subir, puedes saltar hacia la profundidad del cenote y aventarte desde una especie de plataforma a unos cuatro metros del agua. ¡Es de lo más divertido!

El paisaje 

El agua dulce y transparente del Cenote Azul cambia sus tonos azules y verdes según la profundidad. ¡Es perfecto para tus fotos! Al relajarte en sus aguas (después de aclimatarte a sus temperaturas), podrás admirar la belleza de su flora y fauna tanto dentro como fuera del agua. Te sorprenderán los árboles que parecen crecer en el agua al surgir de entre las piedras. 

Te recomiendo llevar tu equipo de snorkel o rentar uno al llegar. Hay un espectáculo bajo el agua que no puedes perderte. Una gran cantidad de peces de tonos oscuros recorren cada rincón de estas frescas aguas. Los más coloridos nadan en las cálidas aguas del mar Caribe, sobre todo cerca de los arrecifes. También escucharás el canto de decenas de pájaros diferentes, podrás ver murciélagos en sus cavidades y algunas iguanas paseando entre la jungla. 

 

¿Dónde está y qué facilidades tiene?

La entrada del Cenote Azul se encuentra a unos 20 minutos / 25 minutos de Playa del Carmen sobre la carretera hacia Tulum. 

Además de palapas y baños, hay una clásica tiendita, muy conveniente, donde puedes comprar botanas y bebidas para disfrutarlas entre la naturaleza. Aunque está permitido entrar con tus propios alimentos y bebidas.

¿Cómo llegar?

Por su fácil acceso, puedes tomar un colectivo (conocido como van entre los locales) de Playa hacia Tulum desde la Calle 2 Sur y la Avenida 20. Te cobrará 25 pesos. También puedes ir en taxi o rentar un coche. Ambos precios varían según la temporada.

Horarios y precios

Puedes refrescarte desde las 8:00 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde. El costo de entrada es de 100 pesos (80 para locales con identificación). Los niños menores de cuatro años entran gratis. También cuenta con renta de equipo de snorkel y chaleco salvavidas por 70 pesos.

Si quieres disfrutar del lugar para ti solo, te recomiendo ir muy temprano.

¡Listo! A disfrutar de este hermoso lugar perfecto para toda la familia.

Si has visitado el lugar y quieres agregar alguna recomendación o tienes alguna duda, déjanos tus comentarios.

 

Por: Karla Levy

 

Facebook Comments

Qué opinas del Cenote Azul?
Puntuación de los lectores 2 Votos
9.3
X