El Cenote Dos Ojos es uno de los más maravillosos tesoros ocultos de la región. Una visita a un mundo subterráneo sin igual que se convertirá en una experiencia inolvidable.

Visitar Playa del Carmen y no sumergirse en las aguas frescas y cristalinas de un cenote podría considerarse como un viaje incompleto. Estas ventanas al inframundo maya son piscinas naturales donde puedes nadar, practicar esnórquel o buceo y refrescarte en sus aguas cristalinas.

Hay cenotes abiertos y cerrados, el Cenote Dos Ojos es un sistema de cuevas que tiene ambas. En la parte semiabierta se crea un sorprendente juego de luces y colores en su interior. En la parte cerrada, conocida también como “baticueva” o la caverna de los murciélagos podrás admirar su inigualable decoración de hermosas estalactitas que cuelgan del techo, así como otras diversas formaciones rocosas, restos de fósiles de peces, caracoles, conchas y corales de mar incrustados en sus paredes.

El nombre hace referencia a su apariencia desde la superficie. Aunque es un solo cenote, desde fuera pareciera que la Tierra mira al cielo a través de sus dos enormes ojos llenos de agua azul turquesa.

Al Llegar

El simple hecho de llegar ahí y verte rodeado de luz natural, exuberante vegetación,  mariposas y golondrinas danzando a tu alrededor te hará sentir que esa excursión será una de tus mejores experiencias.

Del Ojo Oeste se pueden tomar dos caminos. El primero te conduce al segundo cenote de mayor tamaño, el Ojo Este, al que deberás entrar por medio de un espacio reducido de la cueva bajo el agua. El segundo te llevará hasta la oscura caverna de los murciélagos. Ambos caminos son ideales tanto para esnórquel como para buceo.

Solo les es permitido bucear a aquellos que están certificados. No cuentan con guía. Es necesario llevar tu propio equipo, sin embargo, en la entrada hay una tienda de buceo con todo lo necesario.

Se recomienda llevar toalla y equipo de esnórquel, aunque puedes alquilar la máscara y las aletas en la taquilla.

Es necesario llevar repelente y bloqueador biodegradables. Con el fin de proteger al ecosistema, no está permitido entrar en el cenote con otro tipo de crema en la piel. Para tu comodidad, el Cenote Dos Ojos cuenta con baños, regaderas, vestidores y lockers.

No te preocupes por llevar alimentos, en la entrada del parque hay un delicioso restaurante con menú a la carta que cuenta con especialidades mexicanas y mariscos. Te recomendamos probar los tacos de camarón.

¿Cómo llegar al Cenote Dos ojos?

El Cenote Dos Ojos se encuentra en el km. 244.5 de la Carretera Federal 307, a 50 kilómetros al sur de Playa del Carmen.

Si vas en auto, toma la carretera hacia Tulum. Después de pasar el pueblo de Chemuyil, verás el parque Xel-Ha a tu lado izquierdo y en seguida verás la entrada al parque Dos Ojos del lado derecho.

Si vas en transporte público, puedes tomar un colectivo en la Av. 25 y la Calle 2, que va desde Playa del Carmen a Tulum. Dile al conductor que te baje en el Cenote Dos Ojos. El costo es de 40 pesos.

Si llegas en auto podrás avanzar hasta el estacionamiento gratuito, si optas por el transporte público, debes saber que hay dos kilómetros de abundante flora y fauna que te abrirán camino hasta las cristalinas aguas. Es recomendable llevar zapatos cómodos. Si prefieres no caminar, el parque ofrece un shuttle desde la entrada hasta el cenote por 25 pesos por persona.

Precio

La entrada para adultos y niños mayores de seis años es de 350 pesos. Incluye chaleco salvavidas.

Para buzos certificados la entrada es de 475 pesos.

La renta del equipo de esnórquel tiene un costo de 70 pesos y las aletas 50 pesos.

Horario

La entrada es a las 8:00 a.m. y el cierre del parque a las 5:00 p.m. Es uno de los lugares más populares de la Riviera Maya y la Península de Yucatán, por lo que te recomendamos llegar temprano.

¿Conoces el Cenote Dos Ojos? ¡Comparte con nuestros lectores tus comentarios!

Más información sobre Cenotes Playa del Carmen

Facebook Comments

Qué opinas del Cenote Dos Ojos?
Puntuación de los lectores 1 Voto
9.6
X